Mantenimiento preventivo para las puertas de chimenea

En noviembre 13, 2018 por jmc

Existen muchas ventajas de tener una chimenea, tales como ahorrar dinero en costos de calefacción y complementar tu principal fuente de calor. Al mismo tiempo, el mantenimiento y el servicio de tu chimenea son de suma importancia. Es posible que algunos propietarios no estén al tanto de las exposiciones asociadas con sus chimeneas y puertas de chimenea hasta que sea demasiado tarde y se convierte en una reparación muy costosa.

Para ayudarte a evitar el riesgo de un incendio en la chimenea, aquí hay diez consejos para realizar un buen mantenimiento preventivo:

  1. Haz que tu chimenea sea inspeccionada y limpiada por un deshollinador profesional al menos una vez al año y más a menudo si el hollín se acumula rápidamente en las puertas de la chimenea.
  2. Entre inspecciones profesionales y limpiezas, revisa tu chimenea para detectar signos de acumulación u otros problemas.
  3. Tu chimenea tiene una tapa con lados abiertos generalmente cubiertos con una malla para evitar que la lluvia, las aves, las ardillas, otros animales y los escombros entren a la chimenea. La tapa debe inspeccionarse regularmente y reemplazarse cuando sea necesario.
  4. También revisa la acumulación de hollín en la chimenea. El hollín es más suave que la creosota, es inflamable y debe limpiarse regularmente de las puertas de la chimenea y de esta.
  5. Si es posible, utiliza maderas duras como el arce, el roble, el fresno y el abedul. Las ventajas de las maderas duras son que se queman por mucho tiempo, tienen menos brea y savia y tienden a causar menos acumulación de creosota. Por otro lado, generalmente son más caras que las maderas blandas.
  6. Siempre que haya humo en el interior de tu chimenea, resuelve el problema y corrige inmediatamente esta situación. Las posibles causas del humo son una chimenea sucia con creosota o acumulación de hollín, otros residuos en la chimenea, una puerta de chimenea que no está abierta o está solo parcialmente abierta, o la madera que no se quema por completo.
  7. Para garantizar la seguridad de la chimenea, considera instalar un revestimiento de acero inoxidable que resista incluso las temperaturas más altas y que mantenga el fuego y sus brasas dentro de la chimenea.
  8. Para mejorar la eficiencia de tu chimenea, considera instalar puertas de chimenea de vidrio a prueba de calor para que te proteja contra la pérdida de calor y un ventilador o soplador para dirigir el calor hacia la habitación.
  9. Las puertas de chimenea también son una característica de seguridad, ya que pueden evitar que las brasas calientes escapen de la chimenea al interior de la casa.
  10.  Las puertas de chimenea de vidrio deben limpiarse regularmente con una toalla de papel y un limpiador de puertas de vidrio para chimeneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>