Cómo limpiar el Herro Forjado (parte 2)

En diciembre 27, 2019 por jmc

Hoy continuaremos con nuestro blog anterior, donde estaremos explicando los pasos a seguir para dejar nuestras piezas de hierro forjado como nuevas.

Aparte, luego continuaremos con la explicación de cómo eliminar el óxido, así que a no distraerse y continúa viendo nuestros blogs informativos.

¡Continuemos!

Seguimos con la 1er Parte: Limpiar el hierro forjado


5-Quita del objeto los materiales que no sean de hierro forjado. 

El objeto debe estar completamente despejado para que nada se interponga en el proceso de limpieza. Retira todos los cojines, las almohadas y las fundas.

  • Si el objeto de hierro forjado está hecho con diversos materiales, como un banco con un asiento de madera y hierro a los lados, quizás no puedas aislar el hierro forjado. En este caso, limpia con cuidado los lugares donde se unen ambos materiales. También puedes cubrir las partes que no sean de hierro con plástico adherente para alimentos.

 

6-Moja una esponja o un paño con la solución de limpieza. 

No te preocupes por exprimir el exceso de agua de la esponja. Debes tener mucha agua con jabón para asegurarte de alcanzar todos los rincones del objeto.

  • Si usas una botella con atomizador, rocía la esponja o el paño con la solución de limpieza hasta humedecerlo por completo.

 

7-Quita el polvo y la suciedad con la esponja empapada. 

Limpia el hierro forjado con movimientos circulares en secciones pequeñas para limpiar todo el objeto. Vuelve a humedecer la esponja o el paño según sea necesario.

8-Enjuaga el hierro forjado. 

Sumerge una esponja o un paño limpio en la cubeta que contiene solo agua. Vuelve a limpiar el hierro forjado para enjuagar la solución de limpieza y la suciedad. Asegúrate de sumergir la esponja o el paño en la cubeta con agua para limpiarlos a medida que enjuagas el hierro.[5]

  • Recuerda que, si haces el proceso de limpieza en el exterior, es más fácil hacerlo con una manguera de jardín.
  • Si el agua de la cubeta se ensucia demasiado, puedes desechar el agua sucia y volver a llenar la cubeta con agua limpia y fresca.

9-Deja que el hierro se seque por completo. 

Los artículos de exterior pueden dejarse secar en el sol. Los artículos de interior debes limpiarlos con un paño seco y limpio para quitarles el exceso de humedad.

Seguiremos pronto…

Hemos llegado al fin de la primera parte de nuestro blog, pero el próximo mes continuaremos con la parte de eliminar el óxido de nuestras piezas.

Así que hasta la próxima seguidores, nos vemos dentro de poco y si lo quiere pásate por nuestra web y mira todos nuestros artículos le prometemos que no se arrepentirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *